El Oxígeno Encapsulado y el colágeno natural

La mejor forma de recuperar y producir más colágeno en tu piel es proporcionándole el suministro de aminoácidos, vitaminas y oxígeno que necesita para sintetizarlo naturalmente. 

La piel no es solamente el órgano más grande de nuestro cuerpo, también es uno de los más interesantes culturalmente al relacionarse directamente con el desarrollo de nuestra autoestima y bienestar a lo largo de la vida. Por esta razón, es simplemente natural que la aparición de las primeras arrugas, manchas y resequedad en la piel preocupen a hombres y mujeres alrededor de todo el planeta, en la búsqueda de suplementos, cremas y productos que contengan un elemento clave relacionado con su salud y apariencia juvenil: el colágeno.

El colágeno en la piel es efectivamente fundamental para darle flexibilidad, firmeza y tono pero, ¿querrá decir que es deseable adquirir suplementos o productos con colágeno sintético? Antes de lanzarse a los anaqueles, vale la pena entender qué es el colágeno, qué tiene que ver con la salud y belleza de la piel y finalmente, cuál es la forma más efectiva de obtenerlo y aprovecharlo.

Primero lo primero… ¿Qué es el colágeno?

Alyssa R. Golas, médico cirujano del Centro Médico Académico Langone afiliado a la Universidad de Nueva York comentó para Healthy Living de Huffpost (2017): “El colágeno es la proteína más abundante en nuestros cuerpos. Está formado por la unión y el enrollamiento de aminoácidos para formar fibras de colágeno… Hay muchos tipos diferentes, y se encuentran en diferentes proporciones en la piel, tendones, cartílagos, vasos sanguíneos, huesos y tejido cicatricial, por nombrar algunos”. Asimismo, “La síntesis de colágeno se relaciona con varias funciones importantísimas para la salud del cuerpo. En la piel, se sintetiza en la capa de la dermis y es el responsable de otorgarle estructura, fuerza y flexibilidad”.

¿Qué necesita la piel para producir colágeno? 

Las células de la dermis son las encargadas de la producción del colágeno que reside en la piel, y para llevar a cabo este proceso, necesitan del suministro de moléculas clave:

  • Aminoácidos
  • Oxígeno
  • Agua
  • Vitaminas C, D, B y K 

El colágeno y la edad

De acuerdo con la aclamada dermatóloga inglesa Anjali Mahto (2018), a partir de que cumplimos 30 años nuestros cuerpos comienzan a producir menos colágeno, debido a tres razones principales:

  • Decae la función celular

Como parte del proceso natural de madurez, las células de la piel se reducen en tamaño y número, disminuyendo también su capacidad para cumplir las funciones de síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

  • Disminuye el suministro de oxígeno

La captación de las moléculas clave para la producción de colágeno también se ve reducida, siendo el suministro de oxígeno el más afectado y complejo de reemplazar.

  • El estilo de vida y factores ambientales

Un historial de mala alimentación, desvelos, estrés, fumar o beber en exceso, sumado a los contaminantes del ambiente y a una exposición prolongada al sol sin la adecuada protección, minimizan la producción del colágeno e incluso lo destruyen, se inhiben los mecanismos naturales de defensa de la piel y aceleran los efectos del envejecimiento.  Es por ello que a partir de los 30 años e incluso antes, comenzamos a notar resequedad, líneas, arrugas, abultamientos y manchas que asociamos con el envejecimiento prematuro.

 Productos con colágeno… ¿son la solución?  

Es evidente que el primer impulso para recuperar el colágeno perdido sea invertir en suplementos o productos ricos en colágeno. Sin embargo, de acuerdo a las opiniones de expertos en el cuidado de la piel, no hay evidencia de que su suministro oral o cutáneo sea efectivo.  En primer lugar, de acuerdo a la dermatóloga y profesora  Mary Stevenson, “No tenemos buenos datos para sugerir que la ingesta de colágeno hará que llegue a la piel…Cuando ingieres una proteína, ésta se descompone en aminoácidos y tu cuerpo absorbe los nutrientes que necesitas. En general, a menos que tengas una deficiencia de proteínas, tu cuerpo es notablemente eficiente para absorber lo que requiere y desechar lo que no necesita” (Huffpost, 2017).

La segunda razón reside en su origen sintético. El colágeno presente en suplementos y productos de cuidado de la piel es un colágeno externo. Al no ser producido originalmente por las propias células de la dermis, tiene que pasar por más procesos de reconocimiento, perdiendo efectividad. “Sucede lo mismo que con los suplementos de proteínas o calcio. Nunca podrán ser tan efectivos y funcionales como los que produce el cuerpo por sí mismo orgánicamente”, menciona Juan Carlos Hernández, QFB de la UNAM.

 ¿Cómo aumentar la producción de colágeno natural en la piel?

Existe un camino mucho más eficiente para cuidar de nuestra piel al comprender y optimizar su propia inteligencia. Afortunadamente, aumentar la producción de colágeno orgánico es uno de los procesos que podemos estimular a lo largo de nuestra vida, sin importar tengamos 20, 30 ó 60 años.

Protege el colágeno que ya tienes

A través del cuidado de la alimentación y estilo de vida, nutre a tu cuerpo con las proteínas y vitaminas esenciales que requiere para cuidar y producir su propio colágeno, orgánicamente. Stevenson recomienda el consumo de ácidos grasos omega-3 y vitamina A, particularmente: “Los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias y la vitamina A también ayuda a eliminar los radicales libres, ambos de los cuales  pueden prevenir la pérdida o degradación del colágeno” (2017).

Utiliza productos que le brinden minerales y oxígeno

Selecciona productos para el cuidado de la piel que reactiven a las células de la dermis para producir su propio colágeno y/o suministren las moléculas que participan en su síntesis, como el oxígeno molecular o encapsulado. Juan Carlos Hernández menciona la importancia de los sérum, cuya composición ligera y en gel hacen más eficiente  la absorción de los nutrientes hasta llegar a la dermis, donde ocurre la síntesis de colágeno. “Es importante emplear productos que logren este objetivo no sólo en el rostro, sino en todo el cuerpo. Entre mayor sea el suministro de oxígeno encapsulado, es decir, el oxígeno saludable, aumenta la producción de colágeno que es beneficioso y necesario para todo el organismo, no sólo en la piel”.

Cuidar tu piel hoy y siempre

Madurar y envejecer forman parte de la vida, son reflejo de nuestro crecimiento e historia como personas, sin embargo, en cuanto a la salud del cuerpo (y la piel en específico) se refiere, no significa que debamos renunciar a disfrutar de nutrir su belleza y bienestar en cada etapa, con la intención de protegerlo y brindarle proactivamente las condiciones más óptimas que estén a nuestro alcance.

En Fuentenatura desarrollamos la línea para el cuidado de la piel con Oxígeno Encapsulado como molécula clave que estimula los mecanismos naturales para producir colágeno, elastina y reactivar las defensas que la protegen de los agresores ambientales. Cada producto ha sido diseñado para asegurar un suministro profundo y eficaz de oxígeno encapsulado que la piel necesita para mantenerse radiante, limpia y luminosa, nutriendo su salud y bienestar.

Queremos saber tu opinión

No dudes en contactarnos para compartir tus comentarios o dudas sobre este artículo o los productos de Fuentenatura.

Referencias:

Ledbetter, C. (18 de septiembre, 2017). Experts Say This Is The Best Way To Boost Your Collagen Production. Huffpost. Recuperado de https://www.huffpost.com/

Mahto, A. (2018). The Skincare Bible: Your No-Nonsense Guide to Great Skin. U.K.: Peguin Random House.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *